La RSE en las PYMES: GRANDES BENEFICIOS

Ponerle “nombre y apellido” a las iniciativas “socialmente responsables” que ya hacemos es imprescindible.  Todas las PYMES con constitución y prácticas que estén dentro del marco de la ley pueden empezar, desde donde sus capacidades se lo permitan, a generar su propio programa de RSE. 

Obviamente habrá alguna inversión adicional para ponerlo en práctica; pero los beneficios tangibles tales como mayores rendimientos, mayor fidelización con la empresa, mayor eficiencia en el uso de recursos, menor cantidad de desperdicios que dañen el medio ambiente, etc. se pueden medir fácilmente; y conforme esos resultados, dirigir el programa a donde más convenga.

Sin embargo, la RSE también genera beneficios intangibles. Uno de los que más me ha impactado, es que aumenta significativamente la unión de grupo. Desde los propietarios o las gerencias, hasta la persona con la posición que aparece más abajo en el organigrama, se genera un mensaje común que transmite orgullo, sentido de pertenencia y colaboración. Así que algo intangible, también contribuye al resultado positivo de la empresa. 

Cuando sumamos todos los beneficios que lleva la RSE a una PYME, nos damos cuenta que el impacto más grande se manifiesta en un cambio de cultura empresarial.  La empresa se transforma en un sistema que busca estar bien, pero al mismo tiempo hacer el bien. Y este cambio de cultura, es el que genera conciencia de empatía y de solidaridad en cada una de las personas que la vive.

Entonces, cuando los beneficios que la RSE se comparan contra el costo de implementarla, nos damos cuenta de que esta razón matemática hace todo el sentido, y que la RSE vale la pena.  Saber comunicar los programas de RSE será importante para que tanto los impactos en la empresa, como en los grupos de interés y comunidades cercanas, se expandan más.

Y es que con toda la información a la que se tiene acceso ahora, vemos a empresas grandes cuyos colaboradores tienen beneficios como cuartos de juego para que se relajen, transporte exclusivo, bebidas y comidas especiales, etc.  Esto de nuevo nos podría hacer pensar que solo ellas pueden tener a sus colaboradores inspirados, a sus proveedores aliados, a sus clientes satisfechos, y a sus propietarios contentos.

Mi experiencia en una PYME por más de veintidós años, me ha demostrado que esto no es así.  Dentro de nuestras posibilidades, hemos logrado crear buenas condiciones para nuestros colaboradores velando auténticamente por ellos. Nuestros proveedores nos buscan porque saben que les cumplimos, y que nunca les solicitaremos nada anti-ético. Nuestros clientes nos prefieren y eligen de forma recurrente, y además hemos obtenido nuevos clientes que valoran nuestra estrategia de RSE. Nuestros gerentes ven que tenemos una organización que gracias a todo esto, genera rentabilidad y está hecha para las malas y para las buenas. 

Esto es el orgullo que nos genera la RSE, un orgullo total, sostenible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s