La estrategia del Negocio Sostenible. Parte 1: La sostenibilidad como modelo de negocio

Las empresas que deciden adoptar una estrategia “sostenible”, deben realizar un cambio integral que implica olvidarse de las viejas prácticas, re-pensar, re-evaluar, y en muchas ocasiones re-inventar el negocio mismo. 

Un cambio que no es fácil ni rápido de ejecutar si no se tiene clara la razón por la que se está llevando a cabo.  Esa razón es tan importante, que además debe estar totalmente validada por la Dirección de la empresa, y claramente difundida en todos los grupos de interés. 

Dicha razón debe estar basada en la teoría del “valor compartido”.  ¿Se puede actuar con la convicción de hacer dinero (estar bien), y al mismo tiempo resolver problemas sociales y ambientales (hacer el bien)? Los hechos recientes indican que la respuesta es afirmativa, lo cual convierte a la sostenibilidad en una estrategia de negocio, y hace que deje de ser filantropía y/o caridad.  Esta “nueva” estrategia va en contra de la mayoría de las teorías empresariales que se aplican hoy día.

Y es que probablemente estamos cerca del fin de un ciclo en el cual los recursos naturales eran abundantes y gratis; en el que el éxito se medía en términos de rentabilidad monetaria cortoplacista, sin tomar en cuenta los medios que se usaban para lograrla.  No es que necesariamente haya habido mala voluntad en hacerlo de esa manera, sino tal vez simplemente no se tenía acceso a información de a qué o a quiénes se estaba dañando por alcanzar ese éxito.

Por eso vemos ahora a grandes empresas dando el ejemplo, arriesgándose, transformando su forma de hacer negocios; algunas de ellas yendo tan lejos como para pedir nuevas regulaciones en su industria y ya no seguir causando daño.  Pero también vemos empresas pequeñas que hacen lo suyo, demostrando que el tamaño no importa; y que los negocios que generan valor compartido son posibles en cualquier lado.  A partir de estos ejemplos reales, se han creado modelos de negocio que hacen más fácil entender que una estrategia de sostenibilidad es válida.

Sin embargo, para que la sostenibilidad impacte a la escala que se merece el mundo, aún hay premisas por validar, y cuyo plazo no está tan claro.  Las soluciones tecnológicas, el cambio masivo del comportamiento del consumidor, y el apoyo formal de los gobiernos a iniciativas de sostenibilidad, son premisas medulares que se deben dar en pro del desarrollo sostenible. 

Por lo tanto, las iniciativas sostenibles se deben seguir analizando con escenarios probables, que permitan prever su éxito en el menor tiempo posible; pero que de no ser así, permitan re-direccionar el rumbo sin perder el objetivo.

Así que, considerando con hechos que el valor compartido es posible, que los recursos naturales cada vez son más caros y escasos, que ya hay quienes se arriesgan por un mundo mejor, que existen modelos de negocio que respaldan las nuevas estrategias, y que además hay premisas por validar para demostrar que este es el camino; es imprescindible adentrarse más y conocer a profundidad la estrategia del negocio sostenible.   

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s